Envío 📦GRATUITO 📦 para compras superiores a $625,00 Mxn

Menstruación en la escuela: cómo asumir este desafío femenino

La menstruación en la escuela puede resultar una experiencia desalentadora para muchas jóvenes, pero no tiene por qué serlo. Comprender el proceso natural del ciclo menstrual es crucial para poder vivirlo con confianza. 

Este artículo explora los diferentes aspectos de la menstruación en la escuela y ofrece consejos prácticos para abrazar este nuevo proceso biológico y natural.

Autor: Janis
10 de octubre de 2023

Desde productos de gestión menstrual adecuados hasta exigencias de educación menstrual, exploramos formas de empoderar a las jóvenes mujeres y romper los estigmas sociales que rodean a la menstruación. Aceptemos este ciclo natural y asegurémonos de que cada chica se sienta respaldada durante su viaje menstrual.

Tabla de Contenido

Comprender la menstruación

Tener una comprensión completa del proceso natural de la menstruación es fundamental para que las chicas puedan vivir su menstruación con plenitud en el entorno escolar. Para ayudarlas a sentirse más seguras, es esencial proporcionar información precisa y apropiada para su edad sobre su ciclo menstrual.

La educación menstrual es fundamental para ayudar a nuestras jóvenes a comprender y aceptar su menstruación. Los profesores deben impartir conocimientos y compartir información en torno a los productos de gestión menstrual respetuosos de la salud femenina y del medioambiente, como es el caso de la copa menstrual; así como enseñar a utilizarlos de manera correcta. Asimismo, se deben abordar los cambios emocionales y físicos que acompañan a la menstruación para ayudar a las jóvenes a sentirse más preparadas cuando llegue el momento.

Saber cómo la menstruación puede llegar a impactar en el rendimiento escolar es indispensable para abordar ciertas situaciones a las que pueden llegar a enfrentarse. Por ejemplo, puede darse el caso que falten a clases debido a las molestias, por falta de acceso a productos de gestión menstrual o debido a estigmas sociales relacionados con ello. 

Por lo tanto, las escuelas deben dar prioridad a la comprensión de la menstruación e implementar políticas e iniciativas para respaldar a las niñas durante esta fase. Esto debe incluir la provisión de instalaciones higiénicas, garantizar la disponibilidad de suministros sanitarios y fomentar un entorno de mente abierta donde las niñas puedan expresar sus experiencias sin miedo. Al centrarse en comprender la menstruación, las escuelas pueden garantizar que el camino educativo de las niñas se mantenga sin interrupciones.

Educación menstrual

Enseñar a las mujeres jóvenes y niñas sobre los ciclos menstruales es una parte esencial para ayudarlas a manejar el proceso con confianza y comprensión. Invertir en educación menstrual es una necesidad, ya que presenta un desafío único tanto para los maestros como para los estudiantes. Los educadores necesitan recursos y capacitación adecuados para enseñar de manera efectiva sobre el tema y así los estudiantes puedan sentirse cómodos al discutirlo abiertamente. Al invertir en programas integrales, podemos abordar estas temáticas y crear un entorno donde las chicas se sientan seguras para hacer preguntas y buscar ayuda. Proporcionar a los maestros las herramientas y materiales adecuados les permitirá educar a los estudiantes sobre el ciclo de manera sensible e informativa.

El efecto de este proceso en la educación de las niñas es considerable, con muchas de todo el mundo faltando a la escuela debido a la falta de acceso a productos y facilidades necesarias. La educación menstrual puede ayudar a resolver este problema al enseñar a las niñas sobre la importancia de la higiene adecuada y proporcionarles el conocimiento y las habilidades necesarias para manejar sus ciclos de manera exitosa. La elección de productos de gestión menstrual reusables también son una buena alternativa, ya que con el debido cuidado pueden usarse de manera segura por años. Al promover la salud y el bienestar menstrual, las escuelas pueden garantizar que las niñas no se vean impedidas por sus ciclos y puedan participar plenamente en su educación. Continuar abogando por la educación menstrual en las escuelas y trabajar para eliminar los estigmas sociales relacionados con ella es esencial.

Los efectos de la menstruación en la educación de las jóvenes

Los impactos del ciclo femenino en la vida académica de las jóvenes son un tema significativo que subraya el efecto indiscutible que la primera menstruación puede tener en la capacidad de las chicas para acceder a la educación. 

La menstruación es un proceso cíclico normal y natural para las mujeres, pero puede llegar a dificultar la vida escolar debido a diversas razones. Desde el malestar y el dolor físico hasta la vergüenza social y la falta de acceso a productos de higiene menstrual, las mujeres a menudo enfrentan dificultades que obstaculizan su participación en la escuela. 

Uno de los principales efectos del ciclo femenino en la educación de las jóvenes, como ya hemos mencionado, es la posible falta de días escolares. Muchas mujeres, especialmente aquellas de bajos ingresos, pueden no tener acceso a productos de higiene menstrual adecuados. Esto puede llevar a la vergüenza, el estigma y la ansiedad, lo que hace que las jóvenes no vayan a la escuela durante sus ciclos. 

Como resultado, se pierden importantes oportunidades educativas, quedando rezagadas frente a sus compañeros y engrosando la brecha de desigualdad. Por ello resulta urgente abordar este problema y así garantizar que las chicas tengan igualdad de oportunidades educativas y puedan participar plenamente en la escuela sin verse limitadas por sus ciclos menstruales.

Cómo prepararse para la menstruación en la escuela

Cuando se trata de prepararse para el ciclo menstrual en la escuela, las chicas siempre deben estar preparadas. Es esencial tener a la mano un producto de gestión menstrual que les garantice desarrollar su vida escolar con libertad y comodidad, como es el caso de la copa menstrual Angelcup

El inicio del primer período puede ser una experiencia estresante, sobre todo si los productos de gestión menstrual no son los adecuados. Por ello es fundamental ofrecerles a las jóvenes un producto que les permita sentirse seguras, permitiéndoles asumir su ciclo como una parte natural de la vida y no como motivo de vergüenza o preocupación. 

En Angelcup consideramos conveniente que antes de iniciar con el uso de la copa se dejen pasar de 3 a 6 periodos, dando oportunidad para que la joven se failiarice con el proceso de la menstruación, entre en contacto con su cuerpo y entienda mejor los cambios que se están produciendo. Esto facilitará el uso de la copa posteriormente.

Rompiendo los estigmas sociales en torno a la menstruación

Crear un entorno comprensivo e inclusivo en las escuelas comienza con erradicar los estigmas arraigados relacionados con el ciclo mensual. Durante mucho tiempo, este proceso natural ha estado envuelto en secreto y vergüenza, lo que lleva a sentimientos de vergüenza y soledad entre las niñas jóvenes. Para empoderarlas a aceptar sus cuerpos y manejar sus ciclos con confianza, debemos trabajar para construir programas de educación menstrual integrales y diálogos abiertos. Al educar tanto a niños como a niñas, desmitificando y normalizando el tema, podemos derribar las barreras que causan discriminación y estigma.

Al abordar los aspectos prácticos del ciclo mensual y garantizar que las niñas tengan los recursos que necesitan, podemos ayudar a reducir el estrés y la ansiedad asociados con el manejo de su menstruación en la escuela. Desmantelar los estigmas sociales relacionados con el ciclo mensual no solo beneficia a las niñas, sino que también conduce a una sociedad más equitativa e inclusiva para todos los géneros.

Conclusión

Así pues, abordar el tema de la menstruación en las escuelas es crucial para crear un entorno de apoyo e inclusión para todos los estudiantes. Al proporcionar una educación menstrual integral y preparar a las niñas para la menstruación, podemos fortalecerlas para que naveguen con confianza este proceso natural. Además, romper los estigmas sociales en torno a la menstruación es esencial para crear una sociedad más inclusiva. Al normalizar las conversaciones sobre la menstruación y promover el uso de la copa menstrual, se les brinda la oportunidad de vivir sus periodos con plenitud y haciendo uso de una alternativa cómoda, segura, económica y respetuosa del medio ambiente. Sigamos educando y rompiendo barreras en torno a la menstruación. Juntos, podemos crear un mundo más informado y respetuoso de la naturaleza femenina.

Comparte este artículo

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios