Envío 📦GRATUITO 📦 para compras superiores a $625,00 Mxn

Ecología personal y la copa menstrual

Autor: Janis
21 de enero de 2022

¿Qué es la ecología personal?

La ecología, como disciplina, estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con su hábitat. Pero hablamos de ecología personal cuando nos enfocamos en las acciones directas de la vida cotidiana humana que resultan en una relación más sustentable con el entorno. Y ojo: cuando hablamos de cuidar el medioambiente también nos referimos a cómo cada quien cuidamos de nuestro propio cuerpo/territorio, nuestra mente y nuestro futuro. 

La ecología personal va más allá de tomar consciencia de los daños que acarrean la contaminación del agua, el aire y los suelos, y va también más allá de simplemente adoptar gestos como el reciclar los recursos aprovechables, ahorrar energía eléctrica o cuidar el agua. Se trata de un proceso más integral de observación, desarrollo, respeto y reconexión de cada persona consigo misma para que, además de reducir nuestro impacto ecológico, también le demos a la tierra un poquito más respecto a lo que tomamos de ella.

Ecología personal y la copa menstrual

La ecología personal resuena profundamente con el proceso que muchas mujeres hemos experimentado a través del uso de la copa menstrual. Usar la copa no sólo tiene un impacto tangible al eliminar el consumo de productos menstruales desechables, sino que a muchas de nosotras nos ha invitado a explorarnos, autodescubrirnos y tomar una conciencia más amplia del resto de nuestros hábitos del diario y de su impacto a gran escala. Lo íntimo influye en lo colectivo…

Estos cambios de perspectiva pueden reflejarse en pequeñas acciones tales como recuperar nuestro flujo menstrual para diluirlo con nuestra composta o en el agua de riego de nuestras plantas. O en mejorar nuestra alimentación, interesándonos tanto por el contenido nutricional de lo que consumimos como por el origen y la calidad con la que se producen los alimentos de nuestra despensa e inclusive cultivando en mayor o menor escala parte de lo que comemos. Algunas mujeres nos estaremos reconciliando con nuestro propio cuerpo, resignificando, apreciando y agradeciendo su fuerza, su belleza y su funcionalidad. Otras habremos profundizado nuestros universos emocionales o espirituales y tal vez acompañemos a otras mujeres en sus propios procesos de autodescubrimiento y autoaceptación. O tal vez pertenezcamos a comunidades solidarias relacionadas con alternativas económicas y sociales más justas en lo personal y en lo colectivo.

La ecología personal genera conciencia sobre cultivar procesos y redes que nos permitan mantener el equilibrio entre lo que tomamos y lo que le damos a la tierra, para generar a escalas cada vez mayores modelos de consumo sanos, generosos y cuidadosos del sistema vivo al que pertenecemos. La copa menstrual tiene entonces todo que ver con la sustentabilidad, no sólo porque al usarla dejamos de producir toneladas de desechos contaminantes no biodegradables, sino porque además promueve un bienestar personal durable para las mujeres.

Comparte este artículo

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios