Envío 📦GRATUITO 📦 para compras superiores a $625,00 Mxn

Impacto ambiental de las copas menstruales vs tampones

En la búsqueda de alternativas de consumo que le den un respiro al planeta, la elección de productos de higiene femenina juega un papel fundamental. En Angelcup creemos que otra menstruación es posible, por eso hoy queremos explorar junto a ti el impacto ambiental de las copas menstruales en comparación con las toallas femeninas y tampones. ¡Acompáñanos a conocer más al respecto!

Autor: Angelica
14 de diciembre de 2023
Tabla de Contenido

Influencia de la menstruación en el medio ambiente

Al hablar de productos de higiene menstrual, se suele pensar en alternativas como las toallas desechables y tampones. Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado el impacto que dichos productos tienen en la salud del planeta? Al estar fabricados con materiales plásticos y derivados del petróleo, las toallas y tampones no sólo afectan tu salud, sino también dejan una huella significativa en el medio ambiente. La producción masiva de estos productos conlleva la extracción de recursos naturales, una enorme generación de residuos y la contaminación de los ecosistemas.

Las toallas desechables, por ejemplo, están compuestas en su mayoría por plásticos y químicos absorbentes que pueden tardar en degradarse entre 500 y 800 años. Y si a eso le añadimos la cantidad de toallas que utilizamos cada una de nosotras, estimando un promedio de 14 toallas sanitarias al mes, sumaremos un total de 6720 toallas en 40 años de vida fértil; cada mujer genera alrededor de 65 kilos de basura a lo largo de su vida sólo en productos de higiene menstrual. Sin duda son cifras alarmantes.

Por otro lado, los tampones, además de contener materiales sintéticos, vienen envueltos en plásticos y con aplicadores de un solo uso, contribuyendo aún más a la crisis de residuos plásticos que enfrentamos en la actualidad. Desde la extracción de materias primas hasta su disposición final, cada etapa de vida de estos productos tiene un impacto en el medio ambiente.

Huella de carbono y huella hídrica

La fabricación y el transporte de productos desechables para la higiene menstrual generan emisiones de gases de efecto invernadero, contribuyendo al cambio climático. Además, en sus procesos de producción se gastan grandes cantidades de agua, lo que agrava aún más la situación de escasez de este vital líquido en diversas regiones del mundo.

Esta combinación de factores ambientales representa una carga significativa para nuestro planeta y para las generaciones futuras, por lo que reducir nuestra huella de carbono y huella hídrica es fundamental para mitigar los impactos negativos en el medio ambiente.

Es así como la adopción de alternativas ecológicas para la menstruación juega un papel importante en este proceso, pues de esa forma podemos disminuir la demanda de recursos naturales a la vez que minimizamos la cantidad de residuos y descomposición anaeróbica (la cual es causante del dióxido de carbono), que terminan en rellenos sanitarios o contaminando nuestros hermosos océanos.

 

Sostenibilidad y menstruación

En contraste, las copas menstruales ecológicas están fabricadas con silicón grado médico biocompatible, un material respetuoso de la salud femenina y la del medio ambiente. Su uso reduce considerablemente la cantidad de residuos generados durante la menstruación y minimiza el consumo de agua en la higiene femenina.

Así pues, a diferencia de toallas y tampones, que pueden tardar décadas en descomponerse en los vertederos, la copa menstrual es ecológica, reutilizable y puede llegar a durar hasta 10 años con los cuidados adecuados. Al reducir la cantidad de residuos generados, las copas menstruales contribuyen a la preservación de nuestro planeta.

Conclusión

La comparación ambiental de productos femeninos nos muestra claramente que las copas menstruales, a diferencia de toallas desechables y tampones, son una alternativa mucho más respetuosa con el medio ambiente; su reducido impacto ambiental, combinado con su durabilidad y reutilización, las convierte en una elección consciente para todas aquellas mujeres preocupadas por prolongar la vida de nuestra Madre Tierra. En Angelcup, creemos que una menstruación sustentable es posible.  

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el tiempo de vida útil de una copa menstrual?

Con los cuidados adecuados, una copa menstrual puede ser tu compañera hasta por 10 años, lo que la convierte en una opción adecuada y sostenible en comparación con los productos desechables que hay en el mercado.

¿Cómo contribuye una copa menstrual a la reducción de los residuos?

Las copas menstruales son reutilizables, lo que significa que no generan residual en cada periodo como sucede con las toallas y tampones. Así, al usar una copa menstrual, se reduce de forma significativa la cantidad de desechos.

¿Las copas menstruales son seguras para el medio ambiente?

Son completamente seguras, ya que al estar fabricadas con materiales respetuosos del medio ambiente como el silicón grado médico, tanto su producción como su uso generan una huella ambiental muchísimo menor en comparación con los productos desechables.   

¿Cómo se reduce la huella hídrica y de carbono al utilizar una copa menstrual?

El uso de las copas menstruales contribuye de manera significativa a la reducción de la huella hídrica y de carbono, pues al ser reutilizables, la demanda de recursos naturales para su elaboración se ve disminuida, además de minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con la fabricación y transporte.

Comparte este artículo

Más artículos relacionados

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios